Comerciantes informales acusan de operativos brutales en su contra

La presidenta municipal de Tecámac, Mariela Gutiérrez Escalante,  vuelve a ser noticia y esta vez es acusa de abuso de autoridad contra los comerciantes informales de dicho municipio, quienes han sido despojados de sus medios de subsistencia, detenidos y golpeados por llevar pan a sus hogares.

Desde el año pasado que se implementó el semáforo de control epidemiológico por COVID-19 en el Estado de México y el resto del país, el grupo más afectado fue el comercio informal quienes fueron retirados de sus espacios de trabajo con la finalidad de reducir los contagios de coronavirus.

Sin embargo, aunque son el grupo más vulnerable estos no fueron apoyados con ninguno de los subsidios que implementó el municipio de Tecámac, y tras un año de no poder desarrollar sus actividades comerciales, han salido a las calles de nuevo a buscar el sustento para sus familias.

Ante la situación de crisis económica y pese a la pandemia y el inminente riesgo de contagio, los vendedores ambulantes de todo tipo de giros han salido a trabajar, pero no contaban con que desde la presidencia municipal, se tenía la orden de realizar operativos continuos sobre vialidades, plazas y centros comerciales para evitar que estos realizaran sus funciones.

Dichos operativos al inicio les recordaban que no podían ponerse como de costumbre, pero tras varias advertencias se tornaron más agresivos hasta llegar a las detenciones forzosas y golpes, además a todos los vendedores ambulantes se les quitaban sus productos o medios de subsistencia como los carros-bicicletas, o los puestos metálicos.

Por ello, los comerciantes han acusado a la presidenta municipal de Tecámac de abuso de autoridad, por lo operativos brutales que se han gestado en su contra aun cuando ellos se acercaron antes para establecer un dialogo y buscar alternativas que les permitirán continuar con sus actividades.