Pepenadores de fierro viejo de Ecatepec ven negocio en el desastre de Tula

Pepenadores del Estado de México vieron una oportunidad de negocio en la basura que sale por toneladas de casas y comercios de Tula, después de que aguas negras del río inundaran al menos nueve colonias y dejaran los bienes de miles de familias reducidas a desechos.

Mientras que los dueños de casas y comercios continúan retirando el lodo de sus locales, Kevin Ríos y dos ayudantes recorren las principales avenidas de la región para remover las montañas de basura, que a una semana de la inundación continúan acumulándose en las calles.

“Nos estamos dedicando a sacar todo lo que ya no les sirve a ellos (pobladores de Tula) y nosotros lo recolectamos para el fierro viejo”, comentó Kevin Ríos.

La primera vez que Kevin acudió a las calles de Tula fue el pasado viernes 10 de septiembre y desde aquella ocasión, diariamente recorre más de 90 kilómetros desde Ecatepec, Estado de México, para llegar al centro de esta ciudad de Hidalgo.

Lo que para las personas que perdieron gran parte de sus pertenencias significa daños a sus inmuebles, para Kevin y sus trabajadores suponen ganancias de 2 mil 100 pesos al día, pues diariamente logran juntar en su camioneta hasta 600 kilos de fierro y por cada kilo que llevan a un centro de acopio de Ecatepec, les pagan 3 pesos con 50 centavos.

“Recolectamos todo el fierro viejo, todo lo que ya no sirve nosotros nos lo llevamos a una empresa y ahí ellos lo funden. Nos llevamos los refris, estufas y el fierrillo que ya no sirve”, concluyó.